Epidural ¡SI!, Epidural ¿NO?

¡Tsss! Una de epidural aquí, por favor.

 

En las charlas que daba la matrona, nos reuníamos de 7 a 10 embarazadas. Recuerdo que había varias opiniones, unas decían que intentarían aguantar y no ponerse la epidural, pero otras decían que la pedirían nada más entrar por la puerta del hospital…

En mi caso, no tenía duda.

Aunque semanas antes de tener a León y Martín, aún tenía la esperanza de que pudiera ser parto vaginal, por lo que al igual que las otras embarazadas llegue a pensar en la posibilidad de no ponerme la epidural, eso si, ese pensamiento duraba unas milésimas de segundo, porque no me quiero imaginar tener “dos partos” en el mismo día y sin epidural… Ya se que hace x años no la había y si venían dos, tres o más tenían que salir con todo el dolor del mundo, pero existiendo… ¿Por qué sufrir?

 

¿Mejor? o ¿Peor?

Diversidad de opiniones…

Hay quien afirma tener calambres en las piernas a consecuencia de la epidural, hay quien no se la volvería a poner por que lo pasaron mal en la recuperación y están las que si tuvieran siete hijos, siete veces se la pondrían…

Yo, si volviera a pasar por ahí (si fuera vaginal… Porque, evidentemente, si fuera cesárea no hay nada que decidir) creo que pediría epidural, no soy yo muy valiente en cuanto a dolores se refiere…

Si que hay estudios que muestran una relación entre la epidural y partos más largos y con mayor probabilidad de cesárea, porque puede prolongar el tiempo de dilatación…

En otros países existen otros tipos de analgésicos que, rebajan el dolor, pero no interfieren en proceso del parto, aunque parece que aquí, en España no están disponibles en la mayoría de hospitales.

Hay matronas y médicos que opinan que a través del dolor del parto junto con el proceso hormonal que se produce en el, maximiza la conexión entre la madre y el hijo si no se interfiere. Lo que nos quiere decir que, el dolor tiene un papel positivo en el parto…

Anécdota

No recuerdo muy bien quien me contó esta historia, pero la escribo tal cual se me quedó grabada en la mente:

Una mujer en su primer parto, por problemas, tuvo que ser sedada por completo, por lo que no se enteró de, absolutamente, nada.

Cuando despertó, la llevaron a la habitación en donde ya estaba su bebé, lo tomó, lo acarició, pero no lo sentía como suyo, sentía que podía ser cualquier bebé… Años después, en su siguiente parto, pidió que, yendo todo bien, no le pusieran nada de anestesia, ni epidural, quería sentir cada segundo del parto de su hijo…

Después de esto contó que, con su segundo hijo sintió una sensación muy distinta, pues estaba despierta y presente en todo momento.

Yo soy de las que creo que, la naturaleza hace su papel en todo momento, sin decir con esto que este a favor de no evitar dolor e incluso evitar daños más graves por no usar herramientas que tenemos, (gracias a la ciencia) a día de hoy.

 

Pros y Contras de la Epidural

Pros:

  • Es muy efectiva
  • Es rápida
  • Se puede aumentar o disminuir la dosis fácilmente
  • No afecta a tu estado mental

Contras:

  • No te puedes mover
  • Puede que no funcione bien la primera vez
  • Podrías sentir temblores o frío, incluso causar fiebre.
  • Necesitarás más monitorización.
  • Aumenta la posibilidad de más intervenciones durante el parto (fórceps, ventosa…)

Decisión Personal

No hay que ser extremista. La mejor opción sería dejar que se vaya desarrollando el parto y según ten encuentres o sientas, pedirla o no.

La prioridad en ese momento es tener un bebé sano, ponerte o no la epidural es una decisión personal, es TU decisión y nadie debe de juzgarte por lo que hayas decidido.

 

Mi opinión:

No soy de las “anti todo lo que no sea natural”, creo que los avances, y las facilidades que tenemos están para eso, para facilitarnos la vida, por lo que veo genial el uso de la epidural, pero también admiro a las que se animan a tener a su bebé sin ningún tipo de anestesia, sobre todo a aquellas que por la rapidez con la que dilatan no llegan a tiempo de ponerse la epidural, aunque si tuvieran previsto ponérsela.

Haz lo que tu cuerpo y tu mente te digan, sin dejar que la opinión de nadie te afecte en ese momento tan tuyo. Porque hagas lo que hagas, será lo correcto.

Y tu, ¿Te has puesto la epidural? o ¿Te la pondrías? o ¿Eres de las que no han usado epidural?

Si te apetece, cuenta tu experiencia y así ayudarás a otras mujeres que estén indecisas o que necesiten una opinión de quien ya haya pasado por paritorios…

 

 

Autor entrada: Criss

Disfruto compartiendo lo que se, lo que aprendo, lo que vivo... Quiero que te sea de utilidad todo lo que comparto, si necesitas algo que no está aquí, pídemelo. Amante de los animales.. Mami de una gatita llamada Missi ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *